Enunciación histórica del constitucionalismo argentino -Síntesis

1. Introducción

2. Antecedentes

3. Constitución de 1819

4. Constitución de 1826

5. Constitución de 1853

6. 1949 y su reforma.

7. 1994 y su reforma

1. Introducción

El Constitucionalismo argentino, es un proceso que significó sangre, luchas, composición de facciones divisiones, enfrentamientos, unitarios federales cada cual peleando con un sentido objetivo y razón como discusión central entre otras si Buenos Aires era el Estado-País con máximas atribuciones o debían inclusirse aún con sus fallas, aciertos y deliberaciones sus componentes nacionales , las hoy " las provincias argentinas" . Así los hechos el Estado argentino quería obtener leyes fundamentales bases magnas e intocables, las cuales tuvieron andamiajes de distinta índole y que han configurado históricamente su ordenamiento constitucional lo que terminó en su base primera en 1853 y su base segunda en 1860, cuando Buenos Aires separada de la Confederación finalmente acepta dicha letra constitucional imponiendo condiciones que rigen hasta el día de hoy.

2. Antecedentes

Entre los principales antecedentes constitucionales en la hoy República Argentina, (república federal situada en el Cono Sur de Sudamérica) se advierte en primera medida el Reglamento del 25 de mayo de 1810, dictado por el cabildo. Cual era su objetivo ? regular el funcionamiento de la primera Junta, surgida luego de los acontecimientos de la Revolución de mayo especialmente en su cabildo abierto del 22 de mayo, donde las doctrinas europeas daban fundamentos filosóficos a los congresales cuando en realidad el propósito de política de discusión era llegar a la "independencia de España" y no el debate cartográfico y coloquial de sapiencias absurdas algunas y acertadas otras. En sus artículos, pueden apreciarse solo algunas características de orden republicano. Es por ello que desde 1810 hubo que esperar hasta 1853-1860 para conseguir la fisonomía republicana. La Asamblea General Constituyente de 1813 solo fue una farsa dispendiosa ya que no sancionó ninguna constitución, aunque dictó algunas leyes que tampoco se cumplieron más que en la letra. Por ejemplo la abolición de la esclavitud. La misma se alcanza recien en 1853. A esto llaman leyes importantes que influyeron por cierto en la Constitución de 1853. Entre ellas, destacan la creación del poder ejecutivo unipersonal (figura del director supremo), la libertad civil (la denominada ‘libertad de vientres’) y la igualdad civil (supresión de símbolos y títulos de nobleza). El Reglamento Provisorio de 1817 fue sancionado por el Congreso de Tucumán una vez instalado en Buenos Aires. Era de tendencia unitaria, por influencia de los porteños.

3. Constitución de 1819

La Constitución de 1819 estuvo inspirada en los antecedentes constitucionales ya citados y en las constituciones de Francia, Estados Unidos así como la promulgada por las españolas Cortes de Cádiz (1812), y fue la primera de tipo permanente que tuvo Argentina. Era de carácter unitario, establecía la división de poderes y, aunque no fijaba la forma de gobierno, se advertía en ella una marcada tendencia aristocrática, casi monárquica, motivo por el cual fue rechazada por las provincias.

4. Constitución de 1826

La Constitución de 1826 fue redactada por un Congreso Nacional, reunido en Buenos Aires, con representantes unitarios y federales. Se expidió por el régimen republicano, representativo y unitario, lo que fue aprobado. Por su carácter netamente centralista, fue rechazada por las provincias.

5. Constitución de 1853

La Constitución Nacional de 1853, cuyo proyecto fue debatido durante once sesiones en el Congreso de Santa Fe (al que cada provincia, excepto Buenos Aires, envió dos diputados), se sancionó, en sesión extraordinaria del 1 de mayo, por todos los diputados, siendo promulgada el día 25 y jurada por todos los pueblos el 9 de julio de ese año. Como antecedentes, influyeron la Constitución de Estados Unidos y las doctrinas de la Revolución Francesa, así como la obra Bases y puntos de partida para la organización política argentina de Juan Bautista Alberdi. Su federalismo era moderado, ya que reconocía una relativa autonomía a las provincias y organizaba un ejecutivo nacional fuerte. Constaba de un Preámbulo, una especie de plan o programa para el funcionamiento del Estado, que nacía de la propia Constitución y aludía a los pactos preexistentes: el Pacto de San Nicolás de los Arroyos, el Tratado del Pilar y el Pacto Federal; además tenía 107 artículos divididos en dos grupos: declaraciones, derechos y garantías; y las autoridades de la nación, dividida ésta a su vez en dos títulos: Gobierno Federal y gobiernos provinciales. El Gobierno Federal estaba dividido en tres secciones: poder ejecutivo, legislativo y judicial.

La Reforma de 1860 se debió a que Buenos Aires no juró la Constitución de Santa Fe por estar separada de la Confederación hasta la batalla de Cepeda (1859), a partir de la cual se declaró parte integrante de la misma. Dicha Reforma estuvo a cargo de una Convención instalada en Buenos Aires, que propuso 22 enmiendas que fueron aceptadas. Por el artículo 3º, la Constitución declaraba capital de la en adelante Confederación Argentina a la ciudad que el Congreso declarase por una ley especial, previa sesión del territorio por ley correspondiente. Se juró la Constitución el 21 de octubre de 1860. Con las reformas de 1866 y 1898 se modificaron solamente cuatro artículos.

6. -1949 y su reforma

La Reforma constitucional de 1949, que fue sancionada por la Convención Constituyente reunida en Buenos Aires, no modificó en líneas generales la tradicional estructura de 1853, conservando su parte dogmática (declaraciones, derechos y garantías individuales) y su parte orgánica (estructura de los poderes). Incorporó nuevos derechos y garantías individuales, como el hábeas corpus, el beneficio de la duda y la irretroactividad de la Ley Penal. No modificó la forma representativa, republicana y federal e incorporó el tríptico del movimiento peronista: una nación socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana. Su texto incluía 103 artículos, entre ellos la reelección presidencial, los derechos del trabajador, de la familia y de la ancianidad, intervención del Estado en la economía y reformas de Constituciones provinciales. El contenido de la Reforma de 1949 fue, a su vez, modificado en 1957. Con las reformas que se introdujeron en 1860, 1866, 1898 y 1957, la Constitución (cuya esencia descansaba en los postulados de la de 1853) constaba de 110 artículos. Estas reformas sucesivas fueron modificando el texto constitucional original.

7. Reforma de 1994

La Convención Reformadora, que desarrolló sus sesiones entre el 25 de mayo y el 22 de agosto de 1994, se estableció en dos sedes: la ciudad de Paraná y la de Santa Fe. El 23 de agosto, en el palacio San José, los convencionales y los titulares de los tres poderes del gobierno nacional juraron la Constitución Nacional reformada, integrada por 129 artículos y diecisiete disposiciones transitorias. La Convención Reformadora agregó a la Primera Parte de la Constitución Nacional, que constaba de un único capítulo (Declaraciones, derechos y garantías: del artículo 1 al 35), un segundo capítulo titulado Nuevos derechos y garantías, que pasó a contener ocho artículos (del artículo 36 al 43).

Respecto de la Segunda Parte de la Constitución Nacional (Autoridades de la Nación), la Convención modificó algunos artículos y agregó otros. En consecuencia, el articulado de la Segunda Parte fue numerado de nuevo. Se incluyó la participación de ciudadanos en partidos políticos, la consulta popular y la reelección presidencial, modificación ésta que permitió acceder a un nuevo mandato al presidente Carlos Saúl Menem.

Atras   10.09.2009.


Enunciación histórica del constitucionalismo argentino -Síntesis

1. Introducción

2. Antecedentes

3. Constitución de 1819

4. Constitución de 1826

5. Constitución de 1853

6. 1949 y su reforma.

7. 1994 y su reforma

1. Introducción

El Constitucionalismo argentino, es un proceso que significó sangre, luchas, composición de facciones divisiones, enfrentamientos, unitarios federales cada cual peleando con un sentido objetivo y razón como discusión central entre otras si Buenos Aires era el Estado-País con máximas atribuciones o debían inclusirse aún con sus fallas, aciertos y deliberaciones sus componentes nacionales , las hoy " las provincias argentinas" . Así los hechos el Estado argentino quería obtener leyes fundamentales bases magnas e intocables, las cuales tuvieron andamiajes de distinta índole y que han configurado históricamente su ordenamiento constitucional lo que terminó en su base primera en 1853 y su base segunda en 1860, cuando Buenos Aires separada de la Confederación finalmente acepta dicha letra constitucional imponiendo condiciones que rigen hasta el día de hoy.

2. Antecedentes

Entre los principales antecedentes constitucionales en la hoy República Argentina, (república federal situada en el Cono Sur de Sudamérica) se advierte en primera medida el Reglamento del 25 de mayo de 1810, dictado por el cabildo. Cual era su objetivo ? regular el funcionamiento de la primera Junta, surgida luego de los acontecimientos de la Revolución de mayo especialmente en su cabildo abierto del 22 de mayo, donde las doctrinas europeas daban fundamentos filosóficos a los congresales cuando en realidad el propósito de política de discusión era llegar a la "independencia de España" y no el debate cartográfico y coloquial de sapiencias absurdas algunas y acertadas otras. En sus artículos, pueden apreciarse solo algunas características de orden republicano. Es por ello que desde 1810 hubo que esperar hasta 1853-1860 para conseguir la fisonomía republicana. La Asamblea General Constituyente de 1813 solo fue una farsa dispendiosa ya que no sancionó ninguna constitución, aunque dictó algunas leyes que tampoco se cumplieron más que en la letra. Por ejemplo la abolición de la esclavitud. La misma se alcanza recien en 1853. A esto llaman leyes importantes que influyeron por cierto en la Constitución de 1853. Entre ellas, destacan la creación del poder ejecutivo unipersonal (figura del director supremo), la libertad civil (la denominada ‘libertad de vientres’) y la igualdad civil (supresión de símbolos y títulos de nobleza). El Reglamento Provisorio de 1817 fue sancionado por el Congreso de Tucumán una vez instalado en Buenos Aires. Era de tendencia unitaria, por influencia de los porteños.

3. Constitución de 1819

La Constitución de 1819 estuvo inspirada en los antecedentes constitucionales ya citados y en las constituciones de Francia, Estados Unidos así como la promulgada por las españolas Cortes de Cádiz (1812), y fue la primera de tipo permanente que tuvo Argentina. Era de carácter unitario, establecía la división de poderes y, aunque no fijaba la forma de gobierno, se advertía en ella una marcada tendencia aristocrática, casi monárquica, motivo por el cual fue rechazada por las provincias.

4. Constitución de 1826

La Constitución de 1826 fue redactada por un Congreso Nacional, reunido en Buenos Aires, con representantes unitarios y federales. Se expidió por el régimen republicano, representativo y unitario, lo que fue aprobado. Por su carácter netamente centralista, fue rechazada por las provincias.

5. Constitución de 1853

La Constitución Nacional de 1853, cuyo proyecto fue debatido durante once sesiones en el Congreso de Santa Fe (al que cada provincia, excepto Buenos Aires, envió dos diputados), se sancionó, en sesión extraordinaria del 1 de mayo, por todos los diputados, siendo promulgada el día 25 y jurada por todos los pueblos el 9 de julio de ese año. Como antecedentes, influyeron la Constitución de Estados Unidos y las doctrinas de la Revolución Francesa, así como la obra Bases y puntos de partida para la organización política argentina de Juan Bautista Alberdi. Su federalismo era moderado, ya que reconocía una relativa autonomía a las provincias y organizaba un ejecutivo nacional fuerte. Constaba de un Preámbulo, una especie de plan o programa para el funcionamiento del Estado, que nacía de la propia Constitución y aludía a los pactos preexistentes: el Pacto de San Nicolás de los Arroyos, el Tratado del Pilar y el Pacto Federal; además tenía 107 artículos divididos en dos grupos: declaraciones, derechos y garantías; y las autoridades de la nación, dividida ésta a su vez en dos títulos: Gobierno Federal y gobiernos provinciales. El Gobierno Federal estaba dividido en tres secciones: poder ejecutivo, legislativo y judicial.

La Reforma de 1860 se debió a que Buenos Aires no juró la Constitución de Santa Fe por estar separada de la Confederación hasta la batalla de Cepeda (1859), a partir de la cual se declaró parte integrante de la misma. Dicha Reforma estuvo a cargo de una Convención instalada en Buenos Aires, que propuso 22 enmiendas que fueron aceptadas. Por el artículo 3º, la Constitución declaraba capital de la en adelante Confederación Argentina a la ciudad que el Congreso declarase por una ley especial, previa sesión del territorio por ley correspondiente. Se juró la Constitución el 21 de octubre de 1860. Con las reformas de 1866 y 1898 se modificaron solamente cuatro artículos.

6. -1949 y su reforma

La Reforma constitucional de 1949, que fue sancionada por la Convención Constituyente reunida en Buenos Aires, no modificó en líneas generales la tradicional estructura de 1853, conservando su parte dogmática (declaraciones, derechos y garantías individuales) y su parte orgánica (estructura de los poderes). Incorporó nuevos derechos y garantías individuales, como el hábeas corpus, el beneficio de la duda y la irretroactividad de la Ley Penal. No modificó la forma representativa, republicana y federal e incorporó el tríptico del movimiento peronista: una nación socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana. Su texto incluía 103 artículos, entre ellos la reelección presidencial, los derechos del trabajador, de la familia y de la ancianidad, intervención del Estado en la economía y reformas de Constituciones provinciales. El contenido de la Reforma de 1949 fue, a su vez, modificado en 1957. Con las reformas que se introdujeron en 1860, 1866, 1898 y 1957, la Constitución (cuya esencia descansaba en los postulados de la de 1853) constaba de 110 artículos. Estas reformas sucesivas fueron modificando el texto constitucional original.

7. Reforma de 1994

La Convención Reformadora, que desarrolló sus sesiones entre el 25 de mayo y el 22 de agosto de 1994, se estableció en dos sedes: la ciudad de Paraná y la de Santa Fe. El 23 de agosto, en el palacio San José, los convencionales y los titulares de los tres poderes del gobierno nacional juraron la Constitución Nacional reformada, integrada por 129 artículos y diecisiete disposiciones transitorias. La Convención Reformadora agregó a la Primera Parte de la Constitución Nacional, que constaba de un único capítulo (Declaraciones, derechos y garantías: del artículo 1 al 35), un segundo capítulo titulado Nuevos derechos y garantías, que pasó a contener ocho artículos (del artículo 36 al 43).

Respecto de la Segunda Parte de la Constitución Nacional (Autoridades de la Nación), la Convención modificó algunos artículos y agregó otros. En consecuencia, el articulado de la Segunda Parte fue numerado de nuevo. Se incluyó la participación de ciudadanos en partidos políticos, la consulta popular y la reelección presidencial, modificación ésta que permitió acceder a un nuevo mandato al presidente Carlos Saúl Menem.

Atras   10.09.2009.

Cerrar